12 leyes inmutables de búsqueda en Google

Este año, 3.5 millones por cada 60 segundos. Considerando que hay 1,440 minutos en el día, la enorme vastedad de ese número junto con la cantidad infinita

12 leyes para ser el rey de las búsquedas en Google

¿Qué pasa en un minuto de Internet? Hace un año, la respuesta hubiera sido que se hacen más de 2.4 millones de búsquedas de en Google por minuto. Sí. Por minuto. Este año, 3.5 millones por cada 60 segundos. Considerando que hay 1,440 minutos en el día, la enorme vastedad de ese número junto con la cantidad infinita de petabytes de datos que esto representa debería asombrarnos incluso a los más escépticos.

Hay una abundancia real de bits y bytes que flotan en el ciberespacio. Es una capa ofuscada que no puede verse a simple vista, sino entendida únicamente con las poderosas máquinas que invaden nuestro planeta. Sin embargo, esto sólo es la punta del iceberg de lo que está por venir. El crecimiento exponencial de internet y sus tentáculos digitales han alcanzado hasta los destinos más remotos.

Sí, el internet es un mastodonte. Y la mayoría de nosotros entendemos cómo buscar la información que necesitamos. Desde nuestras computadoras y tabletas, smartphones y demás. Todos somos expertos buscando. ¿Pero cuántos de nosotros dominamos el motor de búsqueda de Google para aparecer entre los primeros resultados de una búsqueda específica? No muchos. Pero si buscas un tutorial de SEO (Search Engine Optimization) en línea encontrarás un montón de tips de los “expertos”.

Al final del día, si un tutorial de SEO no menciona la importancia de la confianza, entonces se queda corto pintando este cuadro.

La importancia de la confianza

En el mundo real todos sabemos que la confianza es una parte central de la vida. Es la base de cualquier relación y un pilar del éxito. Como lo dijo Warren Buffet en una ocasión, “construir una reputación te toma 20 años, arruinarla 5 minutos”. ¿Qué tiene que ver esto con aprender de SEO? En corto: todo. Sin confianza no tienes nada. Si realmente quieres aprender de SEO y estás confiando en métodos alternativos que incluyen cosas como red de blogs privadas que se ven un poco turbias o esquemas de links, estás perdiendo tu tiempo.

Mejor enfócate en construir confianza en lugar de tratar de burlar las reglas. De esa forma sobresales a las reglas siempre cambiantes de Google que se mejoran día con día para detectar a los usuarios que pretenden usar atajos. Si no estás haciendo el trabajo, aunque sea por un retorno de inversión bajo al inicio, estás perdiendo tu tiempo. Puede que experimentes uno que otro momento de gloria en tu reputación, pero no serás prueba de nada en el futuro. Y ese es el objetivo, convertirte en prueba de futuro.

Así que en este tutorial no sólo te daré algunas reglas básicas y componentes fundamentales de SEO y sus factores subyacentes, sino que te daré 12 leyes inmutables para construir la reputación de su contenido para aparecer en los primeros resultados de búsqueda en Google. Si te pareces en algo a mi, entonces estás intentando entender por qué funcionan las cosas de la manera en que funcionan. Si únicamente te dijera qué métodos usar para dominar las búsquedas, te quedarías corto de entendimiento. ¿Y cuál sería el punto?

Mejor, cuando realmente entiendas la naturaleza de la confianza y cómo construirla a lo largo del tiempo, entenderás por qué ciertas cosas funcionan y porque algunas estrategias te resultarán poco eficaces al final. La confianza es la base, el núcleo, de una búsqueda. Sin ella no tienes nada. Con ella puedes dominar el campo de lo que, en ocasiones, es una confusión total.

Tres componentes clave de la confianza

En total hay 3 componentes nucleares de la confianza en Google. Cuando se trata de aprender y entender SEO, entre mejor puedas aplicar todo esto a este entendimiento fundamental, más éxito puedes tener:

1. Edad de indexación

Piensa en esto durante un momento. En cualquier relación, entre más tiempo tengas de conocer a una persona, mayor confianza puede inspirarte. Mientras esa persona sea justa contigo y no haga nada a escondidas o que te dañe, la confianza crecerá de manera natural. Con Google funciona igual. Cuando hablamos de la confianza que se genera con el tiempo estamos hablando de la edad de indexación (es decir, la edad que tienes desde que Google sabe que existes). Pero lo que es aún más importante es lo que ha pasado desde que Google descubrió tu página web.

2. Contenido

El contenido es básico, y esto incluye lo bien que esté escrito ese contenido y el valor que le agrega al buscador, estos factores contribuyen a que Google te quiera poner en los primeros resultados de búsqueda. Muchas de las 12 leyes inmutables de las búsquedas en línea que vas encontrar se basan en este componente de confianza. Haz todo lo posible por crear de manera consistente contenido detallado que le agregue muchísimo valor al usuario final y estarás de camino hacia dominar las búsquedas.

3. Autoridad

La autoridad se relaciona a los links de perfiles de cualquier sitio, pero no sólo tiene que ver con la cantidad de ligas (eso al final no es tan importante), sino con la calidad de esos vículos y cuántos de ellos han sido descubiertos a lo largo del tiempo. ¿Los descubrieron de manera antinatural u orgánica? ¿Los links vienen de fuentes confiables con una gran diversidad de IPs (de todo el mundo) o siempre vienen de la misma fuente? La autoridad se crea con el tiempo y no puede apresurarse.

Las 12 leyes inmutables de búsqueda

En total hay 12 leyes inmutables de búsqueda. Estas leyes serán clave para tu éxito en SEO, y cualquier tutorial que no te las mencione se habrá quedado corto. Si realmente quieres rankear entre los primeros resultados de búsqueda haz todo lo posible para asegurarte de cumplir con estas 12 leyes inmutables. Suena fácil, claro, pero no lo es tanto cuando lo ves bajo el velo del contenido bien escrito. Requiere práctica, pero con el tiempo lograrás hacerlo.

1. Velocidad del sitio

Hay factores que definen si Google te permitirá aparecer entre sus primeros resultados de búsqueda y la velocidad de carga de tu sitio es uno de ellos. Esto se deriva de cierto número de factores, y cada uno de ellos tiene diferente peso en los algoritmos de Google. ¿Tu trabajo? Asegurarte de que tu sitio se carga rápidamente y esto no es sólo en tu ubicación sino en todo el mundo. Aquí algunos tips que pueden ayudarte a lograrlo:

  • Usa la herramienta de Page Speed de Google para evaluar la velocidad de tus páginas. Sigue las recomendaciones que te da el reporte que se genera. También puedes usar herramientas como GTMetrixPingdom y Varry.
  • Implementa una red de entrega de contenido (CDN o Content Delivery Network, por sus siglas en inglés) para que tus páginas se carguen rápidamente a los usuarios en cualquier parte del mundo (y no sólo en tu ubicación geográfica en la que se encuentra tu servidor). El AWS Cloud Front de Amazon es increíble para lograr esto.
  • Usa una herramienta para caché en tu página y en tu navegador como W3 Total Cache, esto para mejorar tus tiempos de carga.
  • -Instala el AMP de Google para aumentar los tiempos de carga en móvil, junto con AMP Analytics.

2. Experiencia de usuario

Google está verdaderamente preocupado por la experiencia de los usuarios y esto no es nada nuevo. Muchos de los ajustes al algoritmo que se han hecho en años recientes estaban enfocados en asegurar una experiencia de alta calidad a los usuarios. Aquí te dejo algunas recomendaciones para asegurarte que la experiencia de usuario que ofreces es buena:

  • Limita el uso de banners en la primera mitad de la página (es decir, en lo primero que ven tus usuarios antes de tener que dar el primer scroll).
  • Haz que la navegación de tu sitio sea fácil, es decir, que pasar entre las diferentes secciones y temas sea algo sencillo de realizar.
  • No utilices prácticas turbias como los redirects ocultos, o encubrimiento de contenido, o cualquier otra cosa que pueda dañar tu reputación.

3. Autoridad de dominio

La autoridad sobre el dominio es importante y necesita ser discutida por cualquiera que busque dominar el tema SEO. Pero lograr una buena autoridad de dominio (es decir, lo importante que es tu marca) no es tan simple. Por ejemplo, mi blog de Wanderlust Worker no tiene mucha autoridad cuando lo pones a prueba en las herramientas tradicionales (como el Explorer de Moz) pero constantemente aparece en los primeros resultados de búsqueda de Google.

Así que esto no tiene que ver sólo con la cantidad de links que redireccionen a tu dominio, sino con la calidad de esos hipervínculos. Desafortunadamente esto no es algo que puedas hacer rápidamente de la noche a la mañana. La autoridad de un dominio se construye con el tiempo. Enfócate en la calidad de los links que envían tráfico en lugar de en la cantidad de esos vínculos. Piensa a largo plazo en lugar de a corto. El pensamiento a corto plazo no te llevará a ningún lado en temas de SEO. Trabaja de manera consistente y la autoridad de tu dominio seguirá creciendo con el tiempo.

4. Calidad de contenido

La calidad del contenido es muy importante para el SEO. ¿Qué tan bien escrito está? ¿Está plagado de errores gramaticales y ortográficos o está libre de errores? ¿El contenido agrega un gran valor o su valor se diluye y parece que su única razón de existir es para rankear con cierta keyword? ¿El contenido es único y original? No puedes escatimar en calidad, no en este momento. Tal vez hace algunos años, pero no en este momento. Si no te enfocas en la calidad estás perdiendo tu tiempo.

5. Longitud del contenido

La longitud del contenido es importante, pero no se trata de ser superfluo, sino de crear contenido que tus usuarios quieran consumir. Estamos hablando de contenido de 2,000 palabras o más, no menos. Por lo general, contenido más corto es una pérdida de tiempo. Ahora, si la autoridad de tu dominio es muy alta puedes hacer contenido más corto sin que tu autoridad peligre, pero cuando combinas longitud con una alta autoridad de dominio sueles tener un boleto gracias hacia rankear en los primeros resultados.

Muchos estudios han documentado que los primeros resultados de búsqueda suelen ofrecer más de 2,000 palabras. Según información de SEMRush, compañía fundada por Oleg Shchegoey, un genio de la computación, Backlinko encontró que el promedio de la palabras que tienen los links que aparecen en los primeros resultados de búsqueda es de 1,890.

Sin embargo, yo en ocasiones escribo menos de 2,000 palabras y algunos de mis contenidos se han alargado hasta las 14,000 palabras. Sí, para artículos de blog. ¿Excéntrico? Tal vez. ¿Funciona? Oh, sí. El contenido largo no sólo te permite entregar mayor valor sino que tiene más probabilidades de ser compartido con el tiempo. También aparecerá como referencia en otros posts, de manera orgánica, sin que tengas que salir a pelear esa irritante lucha por tener más y más links que te recomienden.

6. Enfoque en keywords

Claramente las palabras clave (o keywords) son importantes. Siempre lo han sido y siempre lo serán. Los motores de búsqueda como Google quieren saber que ese contenido en particular habla de manera obvia sobre una palabra clave en específico. Pero no debes exagerarlo. No puedes sólo tomar esa palabra clave y meterla en todo el texto, no se verá orgánica. Tienes que hacer que suene natural, y debe ser escrito para humanos a la vez que apela a los motores de búsqueda.

¿Y cuál es la mejor forma de hacer esto? Bueno, Google se ha enfocado en la búsqueda semántica y ahora utiliza algo llamado Indexación de semántica latente (LSI, Latent-Semantic Indexing, por sus siglas en inglés) en su motor clave Hummingbird. LSI es una forma elegante de decir que Google entiende cuando las frases aledañas tienen sentido con la palabra clave central. Así que si estuviéramos hablando de “cómo hacer dinero rápido” podríamos usar frases similares como “generar efectivo rápido” o parafrasear, que es básicamente lo mismo.

Integra palabras clave no sólo en tu contenido sino también en en el título, en la meta descripción e incluso en la URL canónica. Definitivamente tienes que usar URLs canónicas con keywords y una estructura de directorio relevante que también incluya esas palabras clave. También evita usar demasiadas variables de páginas después de tu URL (como id=some_number&page=some_factor&something=else). Evita eso.

7. Presencia multimedia

Hoy en día el papel central se lo están llevando los podcasts y videos. Aunque el contenido escrito siempre será importante, como la velocidad de Internet ha aumentado alrededor del mundo, los medios multimedia son cada vez más fáciles de implementar. Además, ahora Google está buscando nuevas formas de mejorar su entendimiento de palabras no escritas, es decir, las que aparecen en videos, audios e imágenes.

Algo central que aprender de esto es que, primero que nada, necesitas tener imágenes de alta calidad que acompañen tu contenido. Dales un nombre relevante y una descripción alternativa. Cuando combinas audio y video de la forma correcta, esto le da agrega valor al usuario final y eso es lo importante. No sólo te claves en la palabra escrita, agrega multimedia de la forma correcta para darle a tu contenido una presencia pulida y nítida.

8. Compromiso

¿Qué tanto compromiso genera tu contenido? ¿Logras que la gente te lea, o sólo leen un par de párrafos y se van? Google entiende la diferencia. Hay varias formas de hacer esto, pero recuerda que necesitas hacer que los usuarios se queden en tu sitio durante varios minutos consumiendo tu contenido. Entre más tiempo, mejor.

  • Haz que el contenido esté enfocado al tema y no divagues.
  • Usa listas numeradas y viñetas cada vez que sea posible (esto hace que el contenido sea más fácil de leer).
  • Crea secciones de contenido con títulos.
  • Haz que el contenido fluya de manera fácil para que la gente se mantenga intrigada y siga leyendo.

9. Diseño responsivo

Claramente el consumo móvil es enorme. Si tu página web no se carga correctamente en plataformas móviles estás perdiendo tu tiempo con SEO. Necesitas un sitio web que sea responsivo en móviles; que funcione perfectamente tanto en celular como en escritorio y que cargue rápidamente. Puedes usar un framework como Bootstrap para esto, o si usas WordPress, selecciona un tema que sea responsivo.  

10. Nivel de lectura de página

No necesitas escribir a nivel doctorado para hacer que tu contenido aparezca en los primeros resultados de Google, sólo debes tener un nivel más alto que el promedio. Claro, el contenido más personal (incluso a un nivel menor) puede aparecer, pero cuando hablamos de palabras claves competitivas necesitas escribir a un mejor nivel. Esto significa que necesitas tener un gran vocabulario. Piensa en un nivel universitario.

11. Cita a tus fuentes

Si hablas sobre un estudio que apoye un argumento, cita la fuente. Y recuerda que el Internet se basa en links (los hipervícnulos) hacen que la web gire. Cita cada fuente y usa esos estudios para darle valor a tus argumentos. Esto es muy importante a la hora de hablar de SEO.

12. Alcance de datos únicos

Tu contenido debe llegar a datos e información única y original. No se trata sólo de rehacer el contenido que ya existe y llegar a conclusiones similares. Haz tu propio contenido con tus propios insights. Esto es importante. Esto demuestra que que has analizado a profundidad tu tema y que realmente has trabajado para ofrecerle algo útil a tu audiencia.

Publicado 2018-11-16 23:44:58 | Visitas : 75


Facebook Twitter Youtube Pinterest Wordpress Google Plus

:: Calle Paucarpata 130 Of. 212 2do Piso CC. AQPcompucentro ::
:: © Todos los derechos reservados APPTIVA WEB | Arequipa Perú 2010-2018 ::